Publicidad
Colombianos en el mundo

10:45 AM - 28 de Diciembre de 2012


Luis Peralta, el colombiano de Gimnasia y Esgrima de La Plata

Por: Pablo Ríos González Twitter: @pabloRiosg

En silencio, este guajiro se ganó el corazón de la hinchada de uno de los clubes más tradicionales del fútbol argentino. Esta es la historia de otro embajador que hace patria con la pelota.
Compartir
Foto de Cielosports.com
Foto de Cielosports.com

Gimnasia y Esgrima La Plata es el club más antiguo y decano del fútbol profesional en América, pero a pesar de su rica historia en el balompié argentino nunca ha podido consagrarse campeón en la Primera División de ese país.

Actualmente está en la segunda categoría del fútbol gaucho y en sus filas se encuentra un colombiano llamado Luis Peralta, un delantero nacido hace 20 años en Fonseca, La Guajira, que hizo inferiores en Colombia en el Deportes Tolima -donde incluso debutó en Primera-, después tuvo un breve paso por la cantera de Banfield y finalmente recaló en Gimnasia, donde hoy es titular en el equipo que dirige Pedro Troglio.

"La gente a uno lo reconoce en la calle inmediatamente porque los únicos negros en toda la ciudad somos Duvan (Zapata, goleador del eterno rival del ‘Lobo', Estudiantes de La Plata) y yo", dice, entre risas ‘Wanchope', como lo solían llamar en la época en la que integró la Selección Tolima.

Peralta lleva ya tres goles en la Primera del ‘Lobo' y en esta entrevista nos cuenta, entre otras cosas, sobre su presente en Argentina y sus aspiraciones a ascender el 2013 con Gimnasia y que su ídolo es Zlatan Ibrahimovic, aunque admira a Teófilo Gutiérrez, pero sólo en lo futbolístico:

"Uno que yo siempre he dicho que es un ídolo mío es Zlatan Ibrahimovic, al igual que Ronaldo. De los colombianos, me gusta la forma de jugar de Falcao y de Teófilo Gutiérrez. Cuando Teo estaba aquí en Argentina me gustaba mucho verlo jugar, pero también tengo que decir que en la forma de ser él y yo somos muy diferentes, pero en lo futbolístico me gusta mucho como se mueve y como se inspira en la cancha".

La vida en el lobo de La Plata

¿Cómo llegó al fútbol argentino?

Fue en 2010 por un representante (Juan Carmona) que me contactó y me dijo que había una opción de ir a probarme en Banfield, y fui y quedé. Después firmé un precontrato y me fui para Colombia en diciembre y cuando volví para la pretemporada me cambiaron todo y entonces me fui para Gimnasia.

¿Y cómo se dio exactamente el arribo a Gimnasia?

Como había tenido ese problema en Banfield, un representante argentino (Marcelo Lulkin) me contactó y me ofreció unas mejores condiciones económicas y deportivas para venir a este club que me dio la oportunidad de jugar en el primer equipo.

¿Cómo ha sido su adaptación en Argentina?

Muy bien, la verdad. Con la gente, los directivos, mi representante y mis compañeros me he adaptado fácilmente, todos me conocen y me aprecian, sobre todo cuando debuté fue que lo sentí más. También a uno se lo demuestra la gente cuando camina cada día por las calles.

¿Qué es lo que más extraña de Colombia?

La comida, porque allá comemos de todo, mientras que aquí es pura pasta y milanesa, así que para mí eso es algo fundamental.

¿Y lo que más le ha gustado de Argentina?

Que aquí el fútbol es casi una vida aparte. Si te va bien aquí en el fútbol es más probable que te vaya bien en todo lado porque aquí tenés competencia día a día en los entrenamientos, lo cual es una competencia sana que te llena de desafíos.

¿Cómo se dio su debut en Primera?

Yo ya venía trabajando en las inferiores y en Reserva y gracias a Dios me fue muy bien en esas categorías. También en los pocos minutos que tuve en la Copa Argentina el año pasado pude mostrar mis condiciones y eso llevó a que el entrenador me quisiera concentrar con el primer equipo para el partido contra River el año pasado, pero por un problema con el cupo de extranjeros no me pudieron habilitar y no pude debutar en Primera. Después, a fin de año me fui para Colombia de vacaciones a descansar y volví con la ilusión de poder debutar en Primera y lo hice con gol contra Boca Unidos de Corrientes en la primera fecha.

¿Cómo es su relación con los jugadores dentro del plantel?

Muy buena, yo hablo con todos. Yo los escucho mucho, sobre todo a la hora que me equivoco para que ellos me corrijan. En Gimnasia, se ha armado un grupo de jugadores muy bueno que están buscando un solo propósito, al igual que yo, que es ascender, el cual es un sueño que tenemos todos ya que sería un honor ascender y hacer historia en este club.

¿Qué diferencias ha notado entre el fútbol colombiano y el argentino?

Son muy diferentes. El fútbol colombiano es muy lento, medio pasivo, mientras que acá en Argentina el que no corra no juega; por ahí la técnica sobresale sólo en los jugadores que tienen buen pie. En el fútbol argentino el equipo más chico le puede ganar al más grande y viceversa entonces siempre está la competencia mutua. Además, acá en Argentina está ese fanatismo que te toca vivir día a día.

¿Le gustaría ser el próximo Marco Pérez en Gimnasia?

Marco Pérez ha marcado un paso muy grande acá, es un ídolo, la gente lo aprecia y por ahí el cariño que le tenían a él me lo están dando a mí cuando tengo la posibilidad de jugar y de anotar. Yo siempre noto el aprecio, pero solamente espero que el día de mañana, si me toca irme, la gente me siga queriendo, pero ahora el sueño más próximo que tengo es ascender; después de eso ya todo se dará a su debido tiempo.

¿Y sí será que Gimnasia asciende el año entrante?

Ese es el sueño y el propósito de todos, pero ante todo tenemos que dejar todo en manos de Dios además de trabajar porque no hay otra forma de poder lograr los puntos requeridos para ascender.

Recuerdos del Tolima y la Selección

¿Mientras estuvo en Colombia hizo parte de alguna selección?

Sí, yo estuve en la Selección Tolima y de ahí tuve la convocatoria a la Selección Colombia Sub-15, Sub-17 y después tuve dos convocatorias a la Sub-20 antes del Mundial. A mí Eduardo Lara me conoce desde que yo tengo 14 años, me llevó a al Sudamericano Sub-15 en Brasil en 2007 y quedé goleador allá de la Selección, de ahí pasé a la Sub-17 pero me dejaron de llamar porque debuté en Primera en el Tolima y no tuve casi continuidad. Igualmente, tras la lesión de Edwin Cardona para el Mundial Sub-20 de Nigeria en 2009 supuestamente me buscaron, pero no fui porque según ellos no me encontraron por ningún lado.

¿Y usted cree que el hecho de no jugar en Colombia lo ha perjudicado para conformar la selección Sub-20?

Venir a otro país tiene sus ventajas y sus desventajas. La ventaja es que pasas a otro nivel, vas a aprender de otro fútbol y vas a llegar con más experiencia el día de mañana al fútbol colombiano, y la desventaja es que si en el equipo que vengas en Argentina no te va bien, no te van a ver muy a menudo en Colombia y vas a pasar desapercibido. Eso depende del rendimiento de cada uno.

¿Le gustaría volver en el fútbol colombiano en algún momento?

Sí, claro, obvio, yo tengo el sabor amargo de que por ahí no me mantuve y me gustaría en el día de mañana volver pero por ahora no; ya después cuando cumpla el sueño de pasar a Europa o a un equipo importante que yo quiera llegar, me gustaría volver a Colombia.

¿Quién fue el técnico que lo puso a debutar en Primera en el Tolima?

Hernán Torres fue el que me puso a debutar en Primera, pero el que me formó a mí desde la categoría de inferiores fue Flabio Torres; él fue el que me dejó, el que me miró y el que me apoyó. Después, Flabio también fue el que le recomendó a mi representante para que me trajera acá así que le tengo que agradecer mucho a él que fue el que estuvo siempre pendiente de mí.

¿Y sigue en contacto con Flabio?

Sí, cuando podemos charlamos por internet. Yo al principio le comentaba que me quería devolver porque no me estaba amañando mucho acá y él me dijo que me recibía en Pasto con los brazos abiertos, pero igualmente me dio fuerzas y me aconsejó que me quedara acá porque devolverme a Colombia era dar un paso hacia atrás y me decía que yo tenía condiciones para jugar acá en Argentina, en Europa o en cualquier equipo que yo quisiera.

¿Se ve con la camiseta de la Selección Colombia en un futuro?

Eso sería un sueño a muy largo plazo. Es algo que cualquier jugador colombiano quisiera y yo ya lo viví de cierta forma en la selecciones menores. Es muy lindo entrar a la cancha sabiendo que estás representando los colores de tu país. Igualmente, todavía hay que esperar a ver porque mi carrera apenas comienza y estoy tratando de hacer lo mejor.

¿Cuáles son sus objetivos de ahora en adelante?

A corto plazo quiero ascender con Gimnasia; es un objetivo muy importante que puede marcar mi carrera y me puede dar un impulso para ir a otros clubes. Después quiero quedarme un tiempo más jugando en la A y posteriormente ver qué clubes puedan estar interesados en que yo vaya a jugar ahí. Y a largo plazo me gustaría jugar en la liga italiana que es un sueño que siempre he tenido.

Pablo Ríos González Twitter: @pabloRiosg | Golcaracol.com

|
opinar
|
imprimir
|
Siganos en:

Comentarios

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado. Regístrese o ingrese aquí

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión. Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

ÚLTIMOS VIDEOS
Publicidad

Más en Colombianos en el mundo

Últimas noticias

Lo más visitado

Lo más comentado

Publicidad